Te enseñaremos a preparar una salsa de tomate de estrella Michelin. Lo mejor de esta receta es la simplicidad de productos y lo bien que combina con cualquier tipo de pasta o carnes.

Si eres de esas personas que no saben preparar ni un café con leche, esta receta hará que parezcas el más gourmet de la casa.

INGREDIENTES PARA 750 G DE SALSA DE TOMATE FRESCO
Tomates bien maduros 2 kg
Cebollas 20 g
Zanahorias 20 g
Aceite de oliva virgen extra al gusto
Sal al gusto
Albahaca al gusto

PREPARACIÓN
¿Cómo preparar salsa de tomate fresco casera para la pasta?

Para preparar la salsa de tomate, empieza revisando los tomates uno a uno, asegurándote de que no haya ninguno podrido, retira las manchas o magulladuras. Lavarlos muy bien y quitarles los tallos. Corta cada tomate por la mitad, a lo largo y quítales la parte central con las pepitas apretándolos.

Continúa de esta manera recogiendo los tomates en un recipiente y el jugo en otro. ¡En la parte inferior del post encontrarás ideas para reutilizarlo! Ahora coloca los tomates en una olla grande y déjalos secar a fuego lento durante unos 30 minutos, volteándolos de vez en cuando.

Cuando los tomates ya estén sin semillas y bien escurridos, agrega sal. Remueve y espera unos instantes. Ahora toca pasarlos por un pasapurés, con una malla entre fina y media.

Recoge el puré en un bol, mientras tanto, pica finamente la zanahoria y la cebolla.

En una olla, vierte un chorrito de aceite y agrega la cebolla y la zanahoria picada. Cocina durante 5-6 minutos, revolviendo ocasionalmente. Luego vierte el puré de tomate y cocina por otros 30 minutos a fuego lento, revolviendo ocasionalmente.

Comprueba que la salsa haya alcanzado la densidad adecuada, pásala a un recipiente, añade una hoja de albahaca ¡y utilízala como prefieras!

Te recomendamos los siguientes productos para que la receta sea un éxito…

Para terminar, te pediremos que compartas esta receta con personas que puedan sacarle provecho.