¿Gorgonzola es queso azul? Esa es la pregunta que más nos hacen en nuestras tiendas físicas en Santander, te lo respondemos en este post.

¿Qué es el Gorgonzola?
Este es el más conocido de los quesos italianos de vena azul y recibió su nombre de una ciudad a las afueras de Milán, donde todavía se produce en grandes cantidades. Obtuvo la designación de DOP en 1996. Es un queso de leche de vaca crudo cuya principal característica, las vetas azules, provienen del género Penicillium de mohos que se liberan en la leche durante la elaboración del queso. A medida que envejecen, forman las características rayas y manchas de color azul verdoso. Tanto las versiones suaves como las agudas se pueden encontrar en el mercado.

(Te puede interesar Historia del Gorgonzola)

¿Cómo utilizar el Gorgonzola?
Gorgonzola es un queso que se ha vuelto cada vez más versátil en la cocina a lo largo de los años. La forma clásica de servirlo es con mascarpone, en salsa de crema, quizás adornado con avellanas picadas. También se puede disfrutar con frutas, verduras, mermeladas, miel, mostarda e incluso chocolate. Combina muy bien con verduras crudas (apio, tomates cherry, pimientos, rábanos) o ensaladas después de crear un delicado aderezo para ensaladas. También acompaña verduras cocidas como patata, calabaza, brócoli y calabacín, así como frutas frescas (higos, peras, manzanas, kiwis, fresas) o frutos secos. Es excelente con muchas mermeladas, mostardas de frutas mixtas, castañas y salsas de verduras, especialmente las de cebolla roja de Tropea. El gorgonzola debe conservarse a temperatura ambiente durante al menos media hora antes de comer para aprovechar al máximo su sabor y aroma.

Tradición Italiana
Hoy en día, el gorgonzola se lleva a la mesa como queso en lonchas, pero también se usa de innumerables maneras: como aderezo para polenta, ingrediente en risotto o excelentes salsas hechas simplemente agregando mantequilla y crema espesa. Este método también puede rescatar el gorgonzola que se ha dejado demasiado tiempo en el refrigerador y se ha vuelto demasiado picante.

Cómo mantenerlo fresco
Gorgonzola puede permanecer en el compartimiento de queso del refrigerador durante 5 a 6 días, cubierto con una envoltura de plástico en un recipiente hermético sellado. Para evitar que su olor ligeramente acre se extienda a otros quesos, quite la cáscara del gorgonzola y envuélvalo en papel de aluminio.

Recetas con Gorgonzola

Te compartimos dos recetas que suelen tener gran éxito con este producto.

Ensalada de pera y Gorgonzola

Este es un plato muy sencillo y socorrido que te sacará de apuros cuando llegan comensales sin invitación y el resultado te sorprenderá.

Ingredientes por persona:

  • 100 gr de mix de lechugas verdes variadas
  • 100 gr de Queso Gorgonzola
  • 1 Pera mediana
  • Nueces
  • Opcional un puñado de cebolla frita crujiente

Para la vinagreta: 

 

Salsa de Queso Gorgonzola

   La mejor salsa de queso para carnes, pescados, verduras, pastas o para lo que se te ocurra utilizarla, te aseguramos que no encontrarás una mejor y más simple de preparar.

Filete con queso Gorgonzola

La mejor salsa de queso que te puedas imaginar.

Ingredientes:

  • 200 gr de Queso Gorgonzola (dolce)
  • 50 ml de Nata o caldo de carne (según preferencia)
  • 2 medidas de Orujo natural (si es de Cantabria mejor) 
  • Sal + pimienta negra

Esta receta de salsa de queso te recomiendo probarla con un corte de Carne de Cerdo Ibérico, alucinarás…

El procedimiento es muy simple, calientas un cazo pequeño y colocas las dos medidas de Orujo natural y quemas bien el alcohol hasta que reduce a un tercio del volumen, luego se agrega la nata o caldo y el Orujo natural, a fuego lento y sin dejar de remover se mantiene hasta que se funde y fuera de fuego se pone a punto de sal y pimienta.

Comparte en tus redes sociales estas recetas si te han servido, nos anima a crear más material.